Punto 6. El cuerpo de guardia

PUNTO 6.  EL CUERPO DE GUARDIA

El otro elemento que complementaba la fortificación de la entrada era el cuerpo de guardia. También conocido como phulacteria, armora, casamata, bastión,… estaba adosado a la torre de poniente. Se construyó en el marco de las obras de la entrada, y en este caso se tuvieron que desmontar parcialmente dos antiguas casas ceretanas donde habían unos telares de elaboración de tejidos.

Su construcción sigue la misma técnica constructiva que las torres de la entrada, es decir, la utilización de mucha losa de pizarra colocada horizontalmente, en este caso alterándose con bloques de piedra. El mortero continúa siendo una mezcla de tierra, barro y piedra pequeña.

Se trata de un cuerpo rectangular que también sigue el patrón de la pértica, pues representa un largo interno de 8,8m (3 perticae), y estaba dividida en dos habitaciones simétricas. Por el norte las habitaciones quedan cerradas por un tabique donde abría habido la puerta de acceso.

Este tipo de recintos tienen un carácter eminentemente defensivo, pero también sirven para dar cobijo a los soldados, y para almacenar armamiento o víveres. Pensamos que el acceso a las plantas superiores se realizaría a partir de escaleras móviles, y es probable que el cuerpo de guardia también superara los 5-6 metros de altura.