Punto 13. La muralla medieval

PUNTO 13. LA MURALLA MEDIEVAL.

El poblado medieval del Castellot está encarcelado por una muralla perimetral que la defensa y la delimita. Presenta un grueso de entre 1.2 y 1.3 metros y esta hecho con el doble paramiento  del opus spicatum típico de este periodo. Aunque solo se conserva un máximo de 1.5 metros de altura, es probable que la altura original de la muralla pudiese conseguir los 5m. Arriba del todo, un paso de ronda haría posible la comunicación rápida en circunvalación.

La muralla fue trazada ex novo, sin tener presentes las estructuras antiguas, excepto la parte frontal del asentamiento, donde se aprovechó los fundamentos de la antigua muralla ceretana para fundamentar la nueva.

Seguramente es al asentamiento defesando por estas potentes murallas al que se refiere la documentación del año 1035, en la que al hablar de los diferentes castillos ceretanos hace referencia al del Puig de Bolvir.

El acceso al emplazamiento des de la Strata Ceretana, ubicada, más o menos por donde pasa la actual carretera N-260, se hacía por los laterales a partir de pistas empedradas que remontaban la pendiente de La Corona. Una de ellas aun es visible en la explanada oriental, hecha con bloques de piedra que alinean ligeramente la topografía, y con una anchada de entre 1.6 y 1.9m.

Ilustración en color: perspectiva axonometrica de la muralla medieval.